Un viejo campesino calabrés, que padece una grave enfermedad, se ve obligado a abandonar su pueblo natal y mudarse a la ciudad italiana de Milán para vivir sus últimos días bajo los intensos cuidados de su hijo Renato y su nuera. Su estancia en la ciudad será difícil por el choque que se produce entre las dos generaciones, como la falta de autoridad de su hijo frente a su nuera, algo impensable y fuera de lugar a ojos del viejo. La llegada del pequeño Brunettino a la familia devolverá al viejo las ganas de vivir, colmando de cuidados y abrazos al pequeño. Veremos al viejo en su papel de abuelo más tierno donde malcriara al pequeño, actitud que chocará con la rigurosa y estricta educación de su nuera, una mujer intelectualmente y profesionalmente formada, que al parecer del viejo, deja de lado cosas tan fundamentales y básicas para una madre como son la educación de su hijo y el cuidado de su casa. Todas estas cosas que a nosotros nos parecen normales y lógicas chocarán con la forma de ser y la edad del viejo. Es una historia tierna y triste pero donde también hay un hueco para el humor, representados por la inocencia y sencillez del viejo. Una persona antagónica a la modernidad, a las costumbres actuales, donde no se profundiza tanto a la hora de entablar amistad con las personas, ni son tan cercanas las relaciones como podían ser antiguamente. Además del amor y devoción de un abuelo ante su nieto, también hay lugar para el amor de una mujer italiana, que será como una bocanada de aire fresco y viejos recuerdos para el viejo. Los nervios previos a la cita, las recurridas y antiguas tácticas de cortejo y seducción volverán a relucir con esta dulce y atractiva mujer. Se forjará una relación de cariño y respeto mutuo, más allá de la amistad, que nos enseñara que el amor no tiende edad ni limites para nadie.

Se trata de un pulso a la vida, un choque de cultura y de ambiente al llegar a una gran ciudad como es Milán, el constante intento del viejo de encontrar similitudes entre su natal Rocassera y los habitantes de la moderna ciudad.

Un relato donde se entremezclan numerosos vocablos derivados del italiano, una lectura fácil y sencilla, un vocabulario tierno por parte del viejo, que agasaja a su nieto y su nueva gran amiga de constantes piropos y halagos. Un libro especial para regalar a más de algún que otro padre o abuelo.

phpThumb

 Hace poco tiempo descubrí en La Casa del Libro de Madrid el primer libro de José Manuel Campillo Ortega, titulado Sonata para perdedores.  Como pude comprobar en su biografía, este resulta ser su primer libro pero de algún modo no su primer escrito puesto que es conocedor de las letras al haber estudiado filosofía y ser actualmente profesor de secundaria en un colegio de Ciudad Real. La historia comienza con la confesión de Jaime, nuestro protagonista, de una faceta e historia oculta de su pasado, a su amigo Arturo. Se trata por lo tanto de una retrospección sobre una época de la vida de Jaime, quién planea poner fin a su vida al haber perdido la ilusión, la alegría y las ganas de vivir. El espacio escogido para ello es Florencia, bella capital de la Toscana que será el escenario de toda la trama y donde el protagonista disfrutará de sus últimos días a través de sus bellas calles, artistas y paisajes. Si comparamos la biografía del autor con el personaje de Jaime podemos llegar a pensar que el escritor se ha basado en su propia experiencia y persona para recrear y retratar al protagonista. El relato está escrito con sumo cuidado y numerosas citas a la filosofía, al género humano y a la debilidad del hombre ante sus deseos.  El escritor pasó una época de su vida en Florencia, lo que explica que sea tan conciso y detallado en sus referencias a la ciudad. Por otro lado, Ortega hace especial hincapié en toda su obra a la fuerza de los deseos frente a la razón, que nos dicta lo que es bueno y lo que es malo y por lo tanto, verdadero. La flaqueza y dudas del hombre ha dejarse llevar por todo lo externo a la razón vienen a contaminar su persona como son sus sentimientos, sus pensamientos, en definitiva, sus deseos. Jaime toma una decisión inamovible dictada por su razón pero viene a ser postergada al ser encomendado por Marco, a una ardua tarea que hará que los planes con los que conto en un principio se queden a un lado y tome peso sus deseos, al abrir de nuevo su corazón y volver a saborear la vida. Las decisiones y confesiones de Jaime estarán bañadas por el azar, al estar tomadas estas bajo el juego del ajedrez.

Me deleité con el estilo y trasfondo de la lectura, que hace que te sientas en muchos momentos identificado con el personaje, ya que hay momentos en la vida en la que uno puede volver a replantearse muchas cosas. Esperemos que este primer inicio literario no quede aquí y el escritor nos agrade con el lanzamiento de otros libros.

La edad prohibida

12 noviembre 2009

Como bien mencioné en mis post anterior, la edad prohibida es una novela centrada en la adolescencia, una temática totalmente distinta a l000345690os renglones torcidos de dios, pero que resulta igual de buena o incluso mejor para mi gusto. Quién de nosotros no ha sufrido los primeros intentos de enamorar a aquella persona que nos quita el sueño, sucumbir a la rivalidad entre amigos por disputarse a esa chico/ca, descubrir el dolor y la muerta a una edad temprana y sellar los primeros lazos de una amistad duradera. De esto es de lo que habla el autor a través de nuestro protagonista Anastasio, un chico madrileño que comenzará a frecuentar una pandilla de amigos liderada por Enrique, un chico rebelde y fuera de lo común. Ese verano comenzará a fraguarse estrechos lazos de unión entre los dos jóvenes al mismo tiempo que serán rivales y enemigos en cuestiones de amor. San Sebastián es el epicentro de los numerosos amoríos y desamo ríos de Anastasio, al que la falta de coraje y su subestima personal marcarán su futuro y destino. Un libro que muestra los errores que podemos cometer al no sincerarnos con nosotros mismos y con la persona a la que queremos, por acobardarnos en determinados momentos. Un libro narrado con suma exquisitez, que consigue sonsacarnos alguna que otra sonrisa así como lagrimilla. Recuerdo que disfrute mucho leyéndolo y sentí lastima y rabia por Anastasio en muchos momentos. Una novela de adolescentes hecha para adultos, donde el tiempo y los recuerdos harán de las suyas para que los personajes vuelvan a reencontrarse años después.

Torcuato Luca de Tena

9 noviembre 2009

9788408055228La tarde se presentaba otoñal y fría, por lo que decidí escarbar en el baúl de los recuerdos y topar con un olvidado y desamparado ejemplar de Los renglones torcidos de dios, un libro leído hace ya muchos años y del que guardo un buen recuerdo. Son muchas las personas de mi entorno y seres queridos que no disfrutaron de la historia de Torcuato Luca de Tena, quizás porque es un libro que puede parecer algo extraño, embrolloso e irreal pero que a pesar de ello te va enganchando poco a poco y transportando al pequeño y fantástico mundo de Alice Gould. La protagonista de esta historia decide internarse voluntariamente en un hospital psiquiátrico haciéndose pasar por un enfermo mental para intentar resolver un misterio que la atormenta desde hace tiempo y ganar su partida demostrando que la verdad está de su lado. Su pericia no será ni mucho menos un camino de rosas puesto que su aparente lucidez e inteligencia contrastará fuertemente con el resto de los internos, siendo el día a día duro y pesado. Su estancia le permitirá desarrollar relaciones de cercanía con los pacientes, siendo muchas de ellas entrañables y tiernas así como lo serán sus largas conversaciones con médicos y enfermeros, llegando a labrar relaciones de amistad y confianza con muchos de ellos. Desde luego que ya sólo por el trabajo sobrehumano que tuvo que hacer el escritor al encerrarse el mismo en un centro merece la pena que su obra sea leída y valorada. Un desarrollo atrapante y un desenlace que te deja totalmente desorientado y donde la subjetividad de cada uno hace que sea nuestra propia mente la que se imagine un final para la historia de Gould.

Torcuato Luca de Tena nació en Madrid y fue nieto del fundador del diario ABC. Proveniente de una familia de periodistas, no es de extrañar  que su vocación fuese el mundo de la información y de las letras. Sus obras más conocidas fueron Los renglones torcidos de dios, obra que trata sobre la locura, y la edad prohibida, que aborda el tema de los amores y desamores durante la adolescencia. Estos son los dos únicos libros que he leído del autor y tanto el uno como el otro son más que recomendables, con una narrativa sencilla y clara,  donde el autor toma como referencia un personaje principal para desarrollar el resto de la trama, sin quitarle en ningún momento la importancia que tiene en la historia.