El atentado

4 noviembre 2009

Este es el segundoimagen libro que leo del escritor Argelino y debo de decir que es el que más me ha gustado de los dos, al mismo tiempo que me dejo “tocada” unos días y me dió que pensar  al mostar lo desconocida que puede llegar a ser muchas veces para nosotros la persona con la que compartimos nuestra vida, sin llegar a conocerla nunca del todo. Pensar que sabemos lo que piensa, como se siente, cómo reaccionaría en circunstancias adversas  y otras muchas son puestas en entredicho en el desenlace final del libro. Los protagonistas son una pareja de jóvenes palestinos afincados en Tel Aviv, Israel, que defienden los valores progresistas, siendo él un reputado médico y ella una mujer aparentemente moderna y sin ataduras religiosas. Pero poco a poco y conforme vamos desmenuzando el libro nos damos cuenta de que puede que su mujer no sea la persona que él cree y que toda su relación se base en una ficción. Khadra abarca el tema del fanatismo y terrorismo y la limpieza de cerebro a la que muchos son expuestos por defender su estado y creencias. No desvelaré más pero sí deciros que es una novela muy dura y amarga, que te captiva desde el primer momento. Tan sólo bastarán unas horas o tal vez días para que lo termines! Os animo a leerlo!

Anuncios

Yasmina Khadra

3 noviembre 2009

Khadra nos llegolondrinas-kabulva de nuevo a Afganistán de la mano de dos parejas Afganas, que tienen que sucumbir a la toma de la ciudad por los talibanes. Las mujeres de este libro están representadas por mujeres con un alto nivel de educación y de formación, ignorantes de lo que les acontece en el futuro, llegando a estar obligadas a renunciar a su vida actual. Es un libro que enfurece y que hace que te reveles contra todas las atrocidades y el trato vejatorio a las mujeres, siendo en muchos casos peor  que animales. La ignorancia de los afganos al pensar que los talibanes les devolverán al Kabul que conocieron, la lapidación, el ansia de poder y la religión conjugan esta obra maestra  que lanza una mirada crítica hacia la locura y la barbaría humana. Una novela muy realista y dura, que no deja indiferente a nadie. Personalmente, recomiendo este tipo de libros que hace que nuestros conocimientos hacia la delicada situación de Afganistán se amplíen llegando  a sensibilizarnos y  a revolvernos en nuestros asientos al leer tales vivencias.

Yasmina Khadra es argelino y fue un antiguo militar, combatiente en su país contra el terrorismo. A través de sus personajes, denuncia la situación de los países árabes y la falta de transparencia, claridad  así como  las fuertes represalias a las que uno puede verse sometido si no cumple con las normas preestablecidas. Lo que más me sorprendió del autor y de su biografía fue su cambio de identidad, atribuyéndose un nombre de mujer para poder dedicarse a su vocación de escritor. Por lo tanto, me pregunto si este cambio de identidad se debe a una estrategia de marketing por evitar su verdadero nombre Mohammed, siendo esté muy común y conocido en el mundo árabe o es más bien una cuestión política, teniendo  miedo a que sus palabras y pensamientos no sean del todo bien recibidas por sus compatriotas. Ahí os lo dejo, ya me diréis que os ha parecido el libro.

Khaled Hosseini es un escritor afgano, nacido en Kabul en el año 1965. Es hijo de un ex ministro de asuntos exteriores afgano y de una profesora de Historia. Debido a las relaciones laborales de su padre por un lado y a la invasión rusa de Kabul por otro en el año 1980, se vio obligado a emigrar a Estados Unidos donde comenzó sus estudios universitarios como biólogo para terminar decantándose por la medicina. Fue durante sus años de prácticas como médico, cuando se lanzó a la aventura literaria con la creación de su primer libcometascieloro en 2001, The kite Runner o Cometas en el cielo. Su lanzamiento tuvo una gran acogida en el mundo occidental, con su traducción a más de 40 países. Esta obra nos acerca a Oriente, a un Afganistán en sus años dorados, donde se desarrolla la historia de dos padres y dos hijos, dos vidas muy diferentes pero al mismo tiempo paralelas. El férreo afán de Amir de demostrar a su padre que ya es todo un hombre, le lleva a participar en el gran torneo de cometas de Kabul e intentar ganar por encima de todo,  incluso a  costa de su gran amigo Hassan, fiel devoto y protector de esté.  La amistad que les une es grande y duradera pero la ambición y celos del pequeño Amir sera mayor y  hara que su relación se rompa, dejando una huella de por vida en el corazón de ambos. Es una historia que tiene como telón de fondo un Kabul impregnado de música, risas, educación y ocio, donde poco a poco esa armonía se va resquebrajando con la invasión de los soviéticos a la ciudad y posteriormente, la insurrección del fundamentalismo con los talibanes. Fue mi abuela quien me recomendó este libro y desde las primeras líneas no pude dejar de leerlo hasta terminarlo. Es una novela que no sólo muestra el horror de las guerras y la pérdida de los seres queridos, sino que también hay un hueco para una bellísima historia de amistad, plasmado por personajes de gran ternura. Un libro con el que disfrute mucho, tanto que no tardé en leer el segundo libro de Hosseini, Mil soles espléndidos, que vuelve a mostrar de nuevo un Kabul con tintes de guerra, sufirmiento y total sumisión de la población a los talibanes. Cuenta la historia de Mariam, fruto de la relación de un hombre de negocios con una de sus criadas. El porvenir de Mariam es inimaginable para ella hasta que la mandan casarse con un hombre mucho mayor que ella, -algo que se sigue haciendo y que seguimos contemplando impasibles- alejada de su hogar materno y totalmente aislada del mundo real. Paralelamente a esto, se encuentra la pequeña Leila, quién a su vez se ve obligada a casarse con el viejo “zapatero” y con quién Mariam sembrara una gran amistad a la sombra de todos los que les rodean. Una novela que pone “los pelos de punta” y que nos hace sentir afortunados por poder ser libres y vivir a nuestro libre albedrío.

Espero impaciente su tercera novela.